Me sorprende la cantidad de familias que me contactan y no tienen ningún ritual para la hora de dormir! El ritual es súper importante!

Preparar al bebé/niño para dormir, lo ayuda a relajar, reduce la ansiedad y preocupaciones que pueden venir a esta hora… Además, suele ser un lindo momento con nuestros hijos (aunque muchas veces a esta hora ya estamos exhaustos).

El ritual puede ser el qué te haga sentir bien, el que te gusta hacer, o algo que veas que tu bebé disfruta mucho.

Por ejemplo, mi hijo grande se relajaba (hoy sigue) con cuentos. Le encanta, se concentra, termina y duerme enseguida. Mi hija más chica no se concentra tanto en el cuento, se estimula, quiere participar, tocar el libro, contar también. Entonces a ella le viene mucho mejor una canción con mimos en la espalda para relajarse.

He visto familias que dan las buenas noches a todas las habitaciones de la casa, a los peluches. Familias que rezan ates de dormir. Otras que escuchan canciones relajantes.

No importa el ritual, lo que importa es que sea algo que relaje a tu hijo y que sea siempre el mismo. Claro que puede ir cambiando a lo largo de los meses, pero no se debe cambiarlo todos los días, porque si no el bebé o niño no llegan a incorporarlo como parte de su rutina.

Los invito a compartir con otras familias por acá, ¿Qué ritual hacen ustedes?

Paula Roitman
Pedagoga especializada en el Aprendizaje del Sueño Infantil

What's your reaction?

Deja un comentario