No te preocupes en ocupar a tu hijo con mil actividades. Deja que juegue, que se aburra y busque una forma divertida de ocuparse.

Deja que observe el mundo a su alrededor y descubra cada elemento interesante, colores, objetos, texturas.

El juego lo ayuda a desarrollar la creatividad, coordinación motora, habilidades sociales y emociones, lenguaje… Son infinitos los beneficios.

Jugar de noche ¿se puede?
✔️Si, solo cuidado para no estimular demás a tu hijo antes de la hora de dormir. Recomiendo juegos más tranquilos en la última media hora (masa, cuentos, bloques, lego).

Si quiere llevar un juguete a la cama, ¿puede?
✔️Claro que si! Mientras no sea un juguete que tenga luces o haga ruidos fuertes, que juegue. Mi hijo siempre se dormía con un autito por lo menos en la mano. Hoy en día le gusta leer o dibujar sentadito en la cama antes de dormir, lo hace un rato y luego se duerme.

Si se despierta de madrugada y quiere jugar, ¿Qué hago?
Depende. Si te llama, no lo estimules, no juegues con él. Dale a entender que es hora de dormir, que es noche. ¿Si no te llama pero está super despierto jugando en su cuna o cama? ¡Déjalo! Que juegue. En algún momento se va a cansar y volver a dormir. ¿Tenés miedo que después de unos minutos despierto tranquilo se enoje y le resulte más difícil dormir que si vas corriendo y lo haces dormir sin jugar? Este miedo seguramente está porque tu hijo no ha desarrollado la capacidad de relajarse y dormir solo. Si la tiene bien desarrollada, no hay problema alguno que se despierte, no se va a enojar y no le costará volver a dormir.

Cómo ayudarlo a desarrollar esta habilidad? Acostándolo despierto al principio de la noche, que se duerma solito, sin ayuda (aunque duerma en tu cama).

Paula Roitman
Pedagoga especializada en el Aprendizaje del Sueño Infantil

What's your reaction?

Deja un comentario