⭐ No es recomendable el cambio de la cuna a la cama en forma muy temprana. Lo ideal es alrededor de los 3 años de edad. Antes de eso les es difícil controlar sus impulsos, y por más que sepa que no debe salir de la cama, la voluntad de salir y la nueva libertad es demasiado excitante.

⭐ No te quedes negociando con tu hijo de 2 años – Prepara todo antes de llevarlo a la cama. Dedique un buen tiempo al ritual de antes de dormir, para la siesta y la noche. La rutina y la consistencia le permitirán saber lo que se espera de él a la hora de dormir.

⭐ En esta edad, los niños no tienen mucho control sobre sus vidas, ya que estamos siempre estableciendo lad reglas y los límites para ellos. A la hora de dormir, intentan controlar la situación de alguna manera – «quiero beber agua», «quiero otro abrazo»! Dar a tu hijo algún control durante el día puede ayudar. Deja que tome decisiones, intenta dar 2 opciones siempre que puedas. Remera azul o roja? Banana o pera? Deja que elija el cuento que van a leer antes de dormir, y que decida si quiere leer sentado en la silla o en el suelo.

⭐ Los niños adoran los elogios! Enfóquese en lo que está haciendo bien, y digale que se siente orgullosa/o! Si va a la cama sin quejarse, si se cepilló bien los dientes o no se levantó de la cama toda la noche, coméntelo al día siguiente! Esto lo alentará a repetir ese buen comportamiento.

⭐ Si su hijo está teniendo dificultades para dormirse, despertándose de madrugada o demasiado temprano por la mañana – puede ser que tengas que ajustar un poco la rutina o utilizar una técnica para cambiar este comportamiento. Esta franja de edad se caracteriza por la resistencia y perseverancia, por lo tanto sea muy consistente y paciente.

⭐ Evite al máximo cualquier tipo de interacción de madrugada,los niños adoran recibir atención y están dispuestos a despertarse a las 4 de la mañana si es para recibir atención de papá y mamá!

Paula Roitman
Pedagoga especializada en el Aprendizaje del Sueño Infantil

What's your reaction?

Deja un comentario